Artículos del autor

  • Los amigos de Ideele me han invitado a que escriba unas palabras sobre mi hermano Raúl, y aunque me honra y agradezco el encargo, debo confesar que la tarea, a pocos días de su partida, no me es nada fácil, porque quiero escribir “pero me sale espuma” como diría Vallejo. Y es que Raúl no solo fue y es mi hermano mayor, sino mi segundo padre y maestro en muchas cosas, además de amigo, confidente, camarada y ejemplo de vida. Por eso, no es mi intención ni pretendo en estas líneas algún imposible ejercicio de objetividad, sino tratar de transmitir lo que significó para mí y muchos más su presencia y lucha en todos estos...
  • Luego de una primera vuelta cargada de nubarrones y maniobras oscuras, que cuestionaron por lo menos la legitimidad de todo el proceso electoral, ya se ha definido los candidatos para la segunda elección que, nos guste o no, son Keiko Fujimori y Pedro Pablo Kuczynski. Con este panorama toca volver a revisar las propuestas sectoriales de ambos candidatos, en este caso en cultura.En semanas anteriores, diversas notas periodísticas en redes y medios hicieron notar el escaso interés por el tema cultural en los programas de gobierno de los partidos en competencia1. En la mayoría de los casos no había ninguna mención al...
  • Cuando, en agosto del 2011, Susana Baca me invitó a integrarme a su nuevo equipo en el Ministerio de Cultura, fui consciente de que el reto iba a ser bastante difícil y complicado, por mi experiencia en el gremio de cineastas y la lucha que llevamos a cabo para impedir que el apoyo al cine peruano fuera “privatizado” con el malhadado proyecto de la llamada Ley “Majors” o “Raffo”. Esta decisión nuestra iba a provocar —como de hecho ocurrió— el malestar y oposición de quienes estuvieron en la otra orilla, varios de los cuales son los rostros más visibles de la cinematografía nacional.Sin embargo, una vez en el cargo me...
  • En las últimas semanas, dos buenas películas peruanas, de las mejores que se han producido en el país en los años más recientes, se vieron obligadas a dejar la cartelera cinematográfica sin haber podido llegar a más espectadores luego de sus esperado estreno, y como lo merecían. Hicieron dentro de sus modestas posibilidades y limitaciones el máximo esfuerzo posible por lograr concitar la mayor cantidad de público a sus funciones, contando con un casi unánime respaldo de la crítica y prensa especializada, de muchos líderes de opinión y un eficaz boca a boca multiplicado en las redes sociales. Pero aun así fue...