Artículos del autor

  • Envuelto en una niebla de corrupción y malestar político, el Perú avanza, cabizbajo y in ganas, hacia sus próximas elecciones generales. Alguien dirá que votar ha perdido parte de su promesa, después de todo, pareciera que nuestra vida política fuese constantemente mediocre, corrupta y decepcionante. Coincidimos en un desalentador diagnóstico: la democracia peruana es precaria y poco legítima, sus instituciones ineficientes y débiles, y las acciones y decisiones de sus autoridades poco representativas de la voluntad popular. A los ciudadanos pareciera que nos hubiesen confiscado el poder político; los principales...