Añadir nuevo comentario

Aunque disguste la derecha aún gana en ideas y soluciones

Muy atinadas las opiniones del Sr. Campana sobre los problemas de las izquierdas tradicionales para ir más allá de sus habituales clichés y encorsetamientos ideológicos para impulsar propuestas de más larga duración que la hagan autenticamente populares y democráticas. Discrepo con la opinión que considera que el gobierno de Ollanta esté dando un giro derechizador tendiente a la facistización del regimen. ¡Ya quisieran  los grupos de derecha verlo encaminado hacia esa dirección! La permanente preocupación de los señores liberales como AAR, RMP y J.C. Tafur por enfocar como equilibradas y "razonablemente" valederas las políticas de gobierno, manifiestan en todo caso que Ollanta podrá hacer cosas que la derecha cavernaria o liberal proclaman como verdades absolutas en materia económica, pero no lo han llevado a convertirse en un mastín de la derecha. No he visto sin embargo hasta ahora que haya dejado la rienda suelta a los grupos de poder que hicieron lo que se les vino en gana durante los gobiernos de Alan II o Fujimori. Por otrio lado, el que la población de Cajamarca se haya movilizado hasta Lima, el que muchos limeños hayamos acompañado esa movilización y que el propio gobierno haya detenido esa inversión ¿no es una señal de que el actual regimen está más bien en una encrucijada por definir su propio rumbo en los siguientes años? No me refiero a si Conga va o no va porque de ser así en todo caso más sentido tiene preguntarse porque no ha ido hasta ahora si supuestamente ya iba. Pero la pregunta más de fondo implica saber por qué si muchos entre la izquierda sabían de las limitaciones reales del gobierno para resolver estos problemas desde la izquierda desde hace ya muchos años, los que militan en las izquierdas, sea intelectuales y políticos, formales o informales, no han podido elaborar agendas ideológicas y programáticas consistentes para salir de este entrampamiento. Aparentemente el primer gabinente de Ollanta, el del Ing. Lerner, parecía contener esa formula capaz de resolver los problemas que la derecha imponía pero que una izquierda inteligente debía resolver. Ya sabemos como terminó esa historia. Ahora el sr. Campana plantea muchas interrogantes y agendas para las izquierdas y explica muchas cosas que han impedido porque los liderazgos emergentes no se han convertido en un autentico poder de  transformación  democratizadora del país;  pero ¡eah! ¿que han hecho muchos lideres emergentes de izquierda para avanzar hacia esa dirección? ¿qué ha hecho él mismo que es un lider emergente de los nuevos movimientos sociales ambientalistas para encaminar la movilización social y las demandas de todos los sectores para viabilizar una construcción del poder social movilizado, en un poder político realmente democrático? Creo que faltan más ideas y más propuestas prácticas y consistentes que solo llamados y organizaciones a la movilización democratizadora, estos siempre han existido y de hecho creo que no han necesitado de los políticos para salir adelante. Hoy hacen falta técnicos comprometidos con los valores de la justicia social (que es ya un buen motivo en este país para autoidentificarse de izquierda)  para manejar el poder y resolver los problemas del capitalismo desde la izquierda nacional en contextos en que tanto el capitalismo mundial y las izquierdas en el país andan muy debiles y desorganizadas. En esta etapa de los fragiles equilibrios políticos, las izquierdas necesitan espacios para crecer y potenciarse y convertirse en referentes reales de poder para la democratización. Hoy no debe confundirnos el hecho de que el capitalismo mundial por ser una imponente pero fragil columna del dominio especulador mundial, es una fragil estructura desarmable por los descontentos de la voluntad popular . De hecho creo que nunca lo ha sido, el capitalismo ha atravesado peores etapas y no por eso se ha extinguido por decreto revolucionario, en todo caso si Europa hoy sufre los efectos de su crisis financiera es por los debordes de sus propios presupuestos económicos. Se olvidaron de trabajar para vivir y se dedicaron solo a vivir del dinero ficticio en vez de seguir trabajando para vivir. Este modo de vivir (vivir solo para trabajar y acumular, acaso sea un modo infeliz de vida para Marx y los socialistas utópicos) es probablemnte producto de la maldad cultural del sistema, pero no por eso ha dejado de ser real que el sistema capitalista ha sido el menos deficiente de los sistemas para crear riqueza y distribuirlo.  

Entrevista