Añadir nuevo comentario

Plantea interesantes

Plantea interesantes preguntas el artículo. Además nos permite ver desde una perspectiva histórica que la historia puede o podría repetirse, con la referencia a la historia del APRA y la reacción de las élites hacia ella, la politíca de la avestruz. También en un contexto de "polarización" como lo dejan ver los resultados de las últimas contiendas electorales, es importante conocer de este actor (SL), narcoterrorismo? terrorismo a secas? las protestas sociales son terroristas? Neosenderismo me parece apropiado para entender la corriente impulsada desde el MOVADEF. Y en cuanto a ello, creo que vale la pena recordar a Degregori cuando analizaba a SL, decía que el avance de éste sólo se podía dar por la negación sistemática del principio de realidad, creo que a eso se refiere el historiador Renique cuando afirma que los neosenderistas están vacunados contra la autocrítica. En fín, dos cosas: 1) no creo que haya que ser tan alarmista en cuanto al retorno del neosenderismo, sobre todo cuando se habla en terminos de "horizontes de futuro"; si bien es cierto que los partidos son inexistentes, también es cierto que desde hace dos elecciones hubo algo de progresista que se aglutinó en la candidatura de Ollanta Humala. Hoy, el sentido de ese "reclamo" ha sido ciertamente subvertido desde el poder, pero me parece que representaba una opción para hacer politíca de otro modo, sobre todo en reacción al fujimorismo de Keiko. Además, el hecho que los partidos políticos sean inexistentes, no quiere decir que la politíca también lo sea. Los sentidos cambian, se reformulan, y la politíca sigue su curso, y quizás hasta pueda dar a luz de un horizonte de futuro. Es toda la cuestión sobre qué es izquierda hoy en el Perú, la que se formula aquí. 2) Cuando se hace referencia a los extremismos que unen en su rechazo al IF de la CVR, me parece que no sólo se unen en ello, sino también en el hecho que el discurso de los unos es funcional al de los otros, se retroalimentan. Las élites conservadoras agitan banderas del "terrorismo" cada vez que se cuestiona el sistema (inscribiendóse de esa manera en la "memoria salvadora" (Degregori una vez más); los neosenderistas responden a ello, diciendo que no sólo fue eso, terrorismo, sino "guerra" y esa oportunidad es aprovechada para seguir vigentes aún en contra del principio de realidad, porque no tienen mucho que negociar. La cuestión de su participación política es otro tema, aunque ligado, difícil de zanjar por el momento. Desde la historia se puede ayudar a ver mejor las cosas, y quizás esos aportes den insumos a la política.

Entrevista