Añadir nuevo comentario

Carlos, la violencia

Carlos, la violencia revolucionaria es legítima, la guerra vivida en el Perú refleja la lucha del pueblo peruano contra la opresión, el hambre , la miseria, la marginación. Por su propia supevivencia como lo dices, lenin decía sobre situación revolucionaria "cuando los de arriba no puedan y los de abajo no quieran ...", los que se levantaron en armas en la década del ochenta merecen mi respeto, pues se atrevieron a hacer lo que otros desde ese tiempo decían pero no hacían, y lo hicieron en contra de este sistema vil y explotador, exsesos ubieron, y aunque no los acepte los entiendo, y te cuento una anécdota, en un viaje a la sierra de huancavelica en la década del 70, cuando yo era muy joven, vi que unos policias pararon a unos campesinos que llevaban a pastar unas ovejas a un lugar alejado porque había sequía, los policias pararon a los campesinos y les pidieron abrir sus alforjas, cuando las abrieron los policias sacaron pan queso y cancha que los campesinos llevaban para su alimentación durante el tiempo de pastoreo, cuando reclamaron los amenazaron y tuvieron que irse a pasar habmre durante el pastoreo, yo vi cómo miraban los campesinos a los policias que se iban riendo de lo que habían hecho, esa mirada me congeló el alma y pese a mi niñéz se me quedó grabada, pero lo mismo hacían los gamonales, o los hacendados con las hijas de los campesinos, entonces pienso y digo, ¿es imposible comprender el grado de violencia ocurrido contra los ronderos de lucanamarca, o la masiva incorporación a la lucha armada?, no, no es dificil comprender eso, Guzmán organizó esa rebelión y pese a sus excesos no deja de ser una lucha revolucionaria, contra el sistema opresor, los que lucharon esa guerra y los que la dirigieron no vinieron de otro planeta o de las clases dominante sino que surgieron del propio pueblo, mal hacemos yéndonos contra Guzmán y no decir nada contra el estado y sus gobiernos que llevaron adelante una política genocida cmolo muestra accomarca, bellavista, huaychao, San José, los más de 200 desaparecidos de las universidades de huancayo, los de la cantuta, barrios altos, el santa, la conformación del grupo colina que se reunián bajo comando del ejército y la dirección de Fujimori, el frontón, lurigancho el callao, etc etc. etc. más aún hoy que quieren aplicar su ley del negacionismo y otras que reflejan persecusión contra los que lucharon al lado del pueblo en esa contienda, como el sacar a los profesores que ya cumplieron sentencia de su centro de trabajo, bueno Carlos esa es una opinión, un abrazo