Jorge Luis Cruz

Artículos del autor

  • El Perú vive mirándose el ombligo. Lo hace en política, en economía, en deporte. Cusco es el ombligo del mundo, y es peruano. La lección quedó aprendida para Iván Thays cuando llamó “indigesta” a la comida peruana y sufrió la más cruel paliza pública. Sucede lo mismo con el fútbol. La gente sabe que somos los últimos en Sudamérica, pero nadie quiere que se lo repitan todo el día. El que, seguro, afirma que “el fútbol peruano es una porquería”, suele recibir la misma respuesta: “Entonces no celebres cuando metamos un gol”. Este ambiente ensimismado y acrítico es para los dirigentes como el paraíso en la Tierra.Donde...