El NO del PPC

El NO del PPC

Mónica Saravia Regidora Metropolitana
Ideele Revista Nº 227

El PPC considera que la revocatoria solo perjudicará a los más pobres y que Susana Villarán debe reconciliarse con los habitantes de la ciudad (Foto: Andina).

Como es de conocimiento público, hace algunos días el Partido Popular Cristiano (PPC) tomó la decisión de respaldar el NO en la próxima consulta popular de revocatoria en la ciudad de Lima. Lo políticamente correcto para algunos sería optar por neutralizar al adversario, con mayor razón si el próximo año será ya un año electoral, qué mejor momento y oportunidad para ello. Es así que, hay quienes no entienden ni respetan esta decisión, que se fundamenta en un principio que radica en el ADN de cada Pepecista: Ante las legítimas aspiraciones personales que cada uno pueda tener antepondremos los intereses de nuestro partido pero antes de las legítimas aspiraciones del partido siempre se antepondrán los intereses del país, en este caso de Lima.

El Partido Popular Cristiano se sustenta en su doctrina y en sus principios, en su accionar hay consecuencia, coherencia y una sola línea de conducta. Claro ejemplo de ello es nuestra posición en torno a la figura de la revocatoria, fijada con nitidez en el debate del proyecto de la Constitución de 1993. De modo que el NO del PPC tiene fundamentos esgrimidos y sustentados brillantemente por nuestra principal lideresa Lourdes Flores, por aquel entonces aguerrida Congresista Constituyente.

El diario de debates del Congreso Constituyente Democrático (CCD),  fiel guardián de las defensas principistas y también de los silencios de muchos, da cuenta de los principales argumentos esgrimidos. La representante del PPC Lourdes Flores, recordó que a lo largo de la historia, la figura plebiscitaria ha servido para fijar regímenes políticos, citó el ejemplo del plebiscito que convirtió en vitalicio a Napoleón I. Así también dio cuenta de lo ocurrido en el Perú el año 1919 cuando  Augusto B. Leguía introdujo el plebiscito para plasmar su propia voluntad autoritaria. En igual forma, en 1939 el General Benavides hizo lo propio al convocar a una consulta popular para realizar reformas a la Constitución de 1933, reformas que le beneficiaban. Recordemos que hace unos pocos años, en 1993 nuevamente los peruanos asistimos a una consulta popular en esa ocasión para aprobar la nueva Constitución, la misma que contenía disposiciones que tenían objetivos con nombre propio, en la actualidad ya derogadas. 

Lourdes Flores, también señalo con claridad que si bien la revocatoria al mandato, conocida en la doctrina también como “bill out” encuentra sustento doctrinario histórico en la tesis sostenida por Rousseu en el Contrato Social al señalar que en el surgimiento del Estado moderno cada ciudadano tiene una porción de soberanía la cual la cede a quien le otorga el mandato y por tanto tendrá derecho a revocar dicho mandato porque es la porción de su soberanía que ha sido entregada. De manera contraria a esta tesis y superándola, surgen posturas como la de Sieyes quien sostuvo la tesis de la soberanía nacional, es decir, la soberanía no recae sobre cada ciudadano sino en la nación en su conjunto y por tanto, los gobernantes o aquellos que ejercen cargos de elección popular como el Presidente de la República, Presidentes Regionales, Congresistas de la República, entre otros, deben entender que dicha soberanía no recae en cada ciudadano sino que ésta recae en el conjunto de la nación y, por ello, son representantes de la nación en su conjunto. En consecuencia, se debe salvaguardar la perdurabilidad del mandato, cumpliéndose a cabalidad el tiempo que le ha sido asignado para ejercer dicho cargo de representación.

En aquel debate, se afirmó, que el PPC cree en la democracia representativa como el mejor mecanismo de organización de la sociedad, pero también que éste puede y debe perfeccionarse, habiendo determinadas figuras de la democracia directa que deben incorporarse, como por ejemplo la consulta popular para las definiciones territoriales de demarcación y de descentralización, entre otros. 

Magistralmente una brillante Lourdes Flores fue exponiendo cada argumento  contra la revocatoria, señalando que debido a razones conceptuales, doctrinales y teniendo en cuenta la inestable realidad institucional la revocatoria puede contribuir a generar caos y desorden y que so pretexto de pretender una democracia más sólida en el fondo se la debilita.

Estos argumentos que fueron esgrimidos hace 20 años, son los mismos con los que hoy el PPC fiel a sus principios le dice NO a la revocatoria de las autoridades ediles de Lima, nos ratificamos en la vigencia de las razones por las cuales nuestros representantes en el CCD votaron en contra de la revocatoria, lo hicimos antes, lo haremos ahora, un solo pensamiento y una sola línea de conducta, la historia es nuestro mejor testigo.

Los Pepecistas participamos en el proceso electoral municipal del 2010, para contribuir a forjar la Lima del Bicentenario (2021) y la Lima de los Quinientos años de fundación (2035), apostamos por una Lima que se convierta en el eje articulador de la presencia peruana en el Pacífico, una ciudad que se constituya en la Capital cultural e histórica de América, una región metropolitana moderna, ordenada e integrada, una ciudad que asume su compromiso con la cultura y el arte, la educación y su propia historia, una ciudad que se moderniza y revaloriza el medio ambiente, una ciudad que no hable de basura sino de residuos sólidos, una ciudad donde el crecimiento urbano conviva armoniosamente con la naturaleza garantizando así un mejor uso del espacio público, una Lima moderna del siglo XXI donde se preserve cual tesoro los valores de las familias peruanas, con actitud de respeto y tolerancia hacia el otro, dónde cada persona que habita en ella, pueda transitar confortablemente, con rapidez, seguridad, orden  y con total tranquilidad.

Los motivos por los cuales no ganamos las elecciones, son ampliamente conocidos y no están en cuestión. Como ya se ha señalado, antes que los intereses partidarios están los intereses de nuestra ciudad, por tanto, es en razón a nuestro compromiso con Lima y el respeto a la institucionalidad democrática que el Partido Popular Cristiano se ha pronunciado por el No en este Proceso de revocatoria, un No diferenciado, que se sustenta en el respeto irrestricto de las instituciones, los principios y la democracia, un No que se opone al caos, al desorden, a la improvisación y al oportunismo, un No que contribuya a forjar la Lima del Bicentenario, convirtiéndola en una ciudad moderna, segura, ordenada, es decir, una Lima que sea un “Un Buen Lugar para Vivir”1. El No del PPC no debe ser entendido como un respaldo a la gestión de Fuerza Social (FS), no es un cheque en blanco, es por el contrario una apuesta por Lima y sus habitantes.

El No del PPC no debe ser entendido como un respaldo a la gestión de Fuerza Social (FS), no es un cheque en blanco, es por el contrario una apuesta por Lima y sus habitantes.

¿En estos dos años, FS ha hecho lo suficiente por Lima?
No, no lo ha hecho, sin duda ha carecido de una visión estratégica y de gestores públicos con experiencia, quizás porque el triunfo les sorprendió sin un Plan ambicioso para Lima y sin un equipo de expertos en gestión municipal, como si los tenía el PPC. Estas razones explican en parte la demora en echar a andar las reformas que le urgían a Lima como son la del transporte, trasladar el mercado mayorista a Santa Anita, censar los lugares que requerían muros de contención y fortalecimiento de laderas y caminos, a fin que como primera medida estas necesarias acciones  que tienen que ver directamente con la seguridad de la población, se lleven a cabo. Considero que tampoco se continuó con el ritmo de implementación de las escaleras en zonas de difícil acceso, obra bandera de la gestión anterior. Si bien es cierto que la construcción del túnel Santa Rosa que unirá San Juan Lurigancho y el Rimac se detuvo debido a que sufrió un derrumbe, también es cierto que ha sido excesivo el tiempo  (todo el año 2011) que se paralizaron las obras para hacer estudios de modificación y reforzamiento. A mi juicio, FS priorizó obras –que si bien es cierto- se requieren en la ciudad, como por ejemplo, la recuperación de la playa la Herradura- no eran indispensables y bien pudieron postergarse para dar paso a aquello que los limeños y limeñas consideramos prioritario. Otro tema a consideración es que recién iniciado el periodo municipal, se colocaron temas en la agenda sobre los cuales no se tenía una propuesta clara, generándose debates y opiniones que sólo desgastaron una gestión que recién iniciaba, así podemos la propuesta de declarar una zona rosa en Lima, entre otros. Había ganas y entusiasmo, pero sabemos que eso no basta para el éxito en la gestión pública. 

¿Susana Villarán es incapaz?
La gestión de FS fue inexperta, sin experiencia en gestión, sin una visión clara para Lima, incluso en algunos casos con atisbos de soberbia pues demoraron mucho en darse cuenta de los errores cometidos, pero no puedo dejar de reconocer las cosas buenas e importantes que sí ha hecho esta gestión. ¿Hace cuanto Lima esperaba la reforma del transporte, el reordenamiento de rutas, la seguridad de abordar buses cómodos rápidos y seguros? Era una legítima demanda de los ciudadanos, que gestiones anteriores no se atrevieron a concretar porque había que enfrentarse a círculos muy cerrados que tenían el monopolio de las rutas. La prolongación de la vía expresa (obra del Presidente fundador del PPC Luis Bedoya Reyes) uniéndose con la Panamericana Sur, el reordenamiento de una vía tan transitada como la avenida Abancay. Comentario aparte me merece el traslado de la Parada al mercado mayorista de Santa Anita, todos lamentamos los tristes sucesos que ocurrieron y los Regidores del PPC fuimos los primeros en exigir explicaciones claras y sanciones a quienes a raíz de las decisiones adoptadas por la Municipalidad Metropolitana de Lima (MML) tuvieran responsabilidad. A esos efectos solicitamos se constituya una Comisión Especial, la cual es presidida por el PPC en representación de la oposición, que además acompañara permanentemente las acciones que la MML adopte en este tema, a fin de fiscalizarlas. La decisión del traslado, fue otra acción que FS retraso, el PPC lo solicito al iniciarse el periodo, lamentablemente no fuimos escuchados, no obstante casi dos años después al presentarse al Concejo la iniciativa fue respaldada por la mayoría gobernante y la oposición, como he señalado la forma en que el traslado ocurrió es materia de investigación. Por otra parte quiero resaltar que la gestión de FS ha impulsado temas que muchas veces son ignorados o pasan desapercibidos, pero que merecen tanta atención como las obras de infraestructura, es de resaltar lo importante del hecho que una ciudad capital como Lima cuente con una casa refugio para mujeres que sufren de violencia, FS puso en funcionamiento la casa refugio Lima Warmi,  es un logro que merece un especial reconocimiento. Asimismo, el esfuerzo en difundir la cultura y las tradiciones de nuestra ciudad. Volviendo a la pregunta que abre este párrafo ¿Susana Villarán es incapaz? quiero pensar que sí, que Susana Villarán es incapaz, incapaz de cometer actos de corrupción.

El No del PPC no se fundamenta en apoyar la actual gestión, se fundamenta en principios que la trascienden y la superan, tiene además sus razones en nuestro compromiso con la ciudad, Lima tendría en los próximos dos años, tres alcaldes. Hagamos el ejercicio, actualmente tenemos una alcaldesa, si el Concejo es revocado, los accesitarios conformarían el nuevo Concejo el cual tendría un alcalde, quienes después de seis meses, ósea casi cuando recién estarían “en forma” en la dinámica edil, ya tendrían que dejar sus lugares a quienes “ganen” las elecciones para completar el periodo de un año, y éste nuevo Concejo presidido por un nuevo Alcalde (el tercero en dos años) tendría tan sólo 12 meses para gestionar, licitar etc. Etc. Ello sin contar que asumirían la función edil en un año electoral, escenario difícil para gobernar.

¿Por qué el NO del PPC es diferenciado? Porque como dijimos no se trata de un cheque en blanco, no es una propuesta de cogobierno, ni mucho menos una alianza. Hemos sido y seguiremos siendo una oposición leal, hemos criticado las malas decisiones y con nuestro voto hemos apoyado aquello que considerábamos era bueno para Lima, por eso le propusimos a la alcaldesa se reconcilie con los vecinos y vecinas de Lima, propusimos – y fue aceptada-  una Agenda para Lima que entre otros importantes aspectos, propone mejorar la Seguridad Ciudadana, estableciendo mejores Planes de Seguridad Integral, elaborando y difundiendo el mapa de riesgos de la ciudad para ejecutar una agresiva campaña de prevención y realizar todas las inversiones necesarias para prestar un eficiente Servicio de Serenazgo Metropolitano. Así también se ha propuesto continuar con la reforma del transporte, concertando el cambio y la modernidad con los transportistas y usuarios, impulsando la creación de la autoridad única del transporte. Se deberá extender el servicio del Metropolitano a sectores que lo demandan y se deberán poner en operación los corredores viales, asimismo, las tarifas del Metropolitano deberán ser reguladas por  un organismo autónomo y supervisor, para garantizar el derecho de los usuarios del Metropolitano y no permitir el abuso.

Se reafirma el compromiso de protección a las familias, promoviendo una educación en valores y perfeccionando las acciones dirigidas a erradicar la violencia familiar, especialmente la violencia contra la mujer, los niños y los ancianos. Se ejecutará un plan integral y coordinado que permita mejorar la salud de los limeños, con programas de prevención y atención eficientes, brindando servicios y atenciones de calidad en Salud para los más pobres de Lima. Programas que serán desarrollados por los hospitales de la Solidaridad dentro del SISOL. Se deberá planificar el desarrollo y el crecimiento urbano de Lima, asegurando el abastecimiento del agua potable para todos los limeños en coordinación con el Poder Ejecutivo. La promoción y ejecución de los Programas Municipales de Vivienda a favor de los más pobres continuaran con trasparencia. Se continuarán con las obras iniciadas por los anteriores Alcaldes de Lima. Se incrementará el presupuesto para la construcción de muros de contención, escaleras y vías locales en los sectores más pobres de la ciudad. Se deberá culminar la operación integral del Mercado Mayorista de Santa Anita para brindar productos alimentarios de calidad a los limeños a buen precio. Se impulsará el desarrollo del mercado minorista sectorial de Lima.

Esta es la agenda por Lima, estas son las razones del NO del PPC, que apuesta por el desarrollo de nuestra ciudad, que defiende Lima de intereses personales, que apuesta por su grandeza y el bienestar de sus habitantes. Los regidores del PPC apoyaremos decididamente con nuestro voto la ejecución de estos compromisos, pero también estaremos vigilantes y tenaces en la fiscalización para que se cumplan a cabalidad.

 

----------------------------

1 PPC. Plan de Gobierno Regional Metropolitano 2011-2014, pág. 140 – 206.

Agregar comentario

Entrevista