Añadir nuevo comentario

Era hora de cambiar

El que la forma de cambiar al candidato para ganar las elecciones fuese un gran trabajo de los brasileños, no me quepa duda. El que Ollanta se convenciera de lo que le dijeran los brasileños para ganar las elecciones, posiblemente haya sido así pero el que Ollanta les hiciera caso era porque seguramente estaba convencido de que esa también era una necesidad ineludible. El detalle es, qué formula le propuso la izquierda y toda su intelectualidad para rebasar la valla que significaba la mitad más 0.00000001% para ganar las elecciones, y allí me parece que fuera del hecho de que Mocha García Naranjo, Nicolás Lynch, Felix Jimenez y hasta el mismo Carlos Tapia, incluido Javier Diez Canseco y Sinesio Lopez cerraran filas para defender hasta la hoja de ruta, todos, nacionalistas e izquierdistas, estaban de acuerdo en la estrategia barsileña planetada para la elección. ¿Alguno de ellos renunció en plena campaña de la segunda vuelta? No, solo lo han hecho algunos que se han creido traicionados porque ahora Ollanta gobierna con la hoja de ruta. ¿Quiénes han cambiado entonces? pues los izquierdistas que creen que Ollanta se ha ido para la derecha. Anteponen el ideal utópico a los compromisos pactados. Entonces ¿de qué nos lamentamos? El problema central de la gente de izquierda "desencantada" y "renunciante" del regimen es que han confundido la necesidad impuesta por la realidad de la segunda vuelta de ganarle a la derecha reaccionaria con Keiko y PPK a la cabeza y gobernar bajo esas condiciones al país. Otra no había, excepto el gobierno de Keiko y los PPkausas o una guerra civil ad portas.         

Entrevista