Añadir nuevo comentario

El artículo pareciera escrito

El artículo pareciera escrito en 1968, cuando Fernando Belaunde gobernaba en democracia y el Congreso estaba tomado por la oposición. En esos últimos meses de gobierno democrático los medios y principalmente los intelectuales "progresistas" se mostraban unanimente pesimistas y desencantados de la democracia. Desde entonces han transcurrido 47 años. Pero no pareciera. Ahora la teoría de los "poderes facticos" es el mal que pervierte la democracia. Y como antes, ya la democracia del voto popular no es suficiente. Antes, en 1968 era el entreguismo, el imperialismo, el latifundismo, el gamonalismo. Ellos eran quienes nos gobernaban. La democracia era una farsa. Ya sabemos lo que sucedió en 1968. Octubre. El país se hundió por 30 años (1968-1990), acompañado en todo este desastre por los intelectuales "progresistas", quienes no creen en verdad en la democracia, a la que sólo miran desde sus defectos, que los tiene, y muchos, pero no en lo mejor y más destacable: que nos permite avanzar gobierno a gobierno, sin sobresaltos ni aventuras. Sin experimentos ni dictaduras, persecuciones, anulación de la oposición. Permite que la sociedad avance, que nos vayamos integrando, construyendo una nación. Sin odios, ni rencores. Sin buenos ni malos. No regresemos al pasado. No propiciemos, nuevamente, saltos al vacío. Equivoquemos y acertemos, democráticamente. No desprestigiemos la democracia. No la encharquemos, como si fuera el lodazal privado de unos malvados que solo buscan abusar de su poder frente a una mayoría de ingenuos, que solo sirven para ser manipulados por los "poderes fácticos".

Entrevista

Memoria

Ciencia